20/3/17

TODO Y NADA


Un extranjero
puede morir en la distancia.
Nunca sabrán que los quisiste
ni el desespero de esperar.

Lloraste un incendio de muerte
y sólo vieron las llamas
ni tu ausencia
ni el silencio
ni el desgarro ni la cicatriz.
Nada.

Esther

4/3/17

MALTRATO SUTIL


El mayor de los delitos:
Acosar y maltratar
al inocente
en beneficio de la causa.
Perseguirlo
y atacarlo sin descanso.
Hacerle la envolvente,
martirizarlo,
con sutileza,
eso también es caparlo.
Ningún desgarro
de desamor
merece la muerte
de un inmigrante
o extraterrestre.
Ni un desgarro
de una sóla inocente,
ningún desgarro,
merece la muerte.

Esther

28/2/17

AUSENCIAS



Si existiese la justicia
me miraría de frente.
Si existiese la equidad
se colocaría a mi lado,
no en mi lugar.
Si existiese el amor
me querría.

Esther

27/2/17

HARTA



Nunca seré el octavo plato
del desespero.
Ni la borrachera genética
ni las sobras
ni las raspas
de la opulencia del grito.

Esther

26/2/17

PULSIÓNS



Os abrazos que non dimos
moran cravados e fenden.
Facer cumbres nas olladas
do quizás
vira un nó entrelazado
que transita no despois.
Na espiral arborescente
teño sede
e camiño polo entramado incerto
nun deserto embrionario
de enrrugas.
Tinguín horizontes claros
nos ceos esvaídos.
Tensei ás cordas do cardio
ata as pulsións infinitas.

Esther

NÉMESIS



La tristeza
tiene escombros en la mirada.
El vértigo asoma
por el precipicio.
No soporto la recurrencia
de las cosas.
El deje,
los intentos fallidos,
las decepciones.
El adiós de los alados
deja un poso innecesario
y el café se torna helado.

No soporto la tristeza
de las cosas,
su olvido.

Esther


23/2/17

LIBERTADES



¿Qué clase de opresión
genera rechazo
y despierta horror?
La segregación
y el bloqueo en cercos de dolor.

Respeto la diversidad y el dis-gusto.

Nunca  entenderé
la restricción de libertad,
la guerra entre iguales
extendiendo males
la pandemia de los ruines
y la indignidad.

Sufrí el exilio,
nunca el confinamiento en güettos,
sectas o suicidios.

Respeto la diversidad
y odio el dis-gusto.


Esther


20/2/17

SEDIENTOS DE VINO


Las gotas suspendidas
empañaban el cristal.
Difuminé el deseo
con labios permanentes
y almizcle.
A través de la ventana,
un mar de confusión
inundaba la llama
y el dulzor permanente
tiñéndolo todo de sed
y desierto.

Esther

17/2/17

INSURGENCIA


Ante el rechazo
la tristeza no es vía.
Trabajar
la autocomplacencia,
indica debilidad.

Ante el rechazo,
la razón y la mente,
el corazón detrás.

Esther

11/2/17

BUENA


*Una pregunta inapropiada,
que no ofensiva,
¿sirve para crucificar
al confundido?
Quisiera descender de la cruz.




Esther

4/2/17

TRISTE EN EL ABISMO IGNORADO


Triste el tiempo que desgarra
un abrazo dormido
cansado de anhelar.
Triste la vida en su regazo,
triste el viento enmudecido
en su agónica prisión.


Esther Ferrer


19/12/16

¿QUÉ MÁS PUEDO QUERER?



Me quedé dormida
en las vivencias musicadas.
Todos los pájaros trinaban al unísono.
Es el cansancio amargo, no se puede contener.
Estoy muerta, vencida, derrotada.
No sé a qué guerra me enviaron,
no voy a luchar, soy pacifista.
Si me pinchas me desangro.
Soy blandita por dentro ¿Lo ignorabas?
¿Quieres robar mi alma
y guardarla en un desastre?
¿Coger mis entrañas y esmagar el corazón?
Son mis sentimientos,
¿quieres romper también las ilusiones?
Despedazar el sentido.
Estoy loca, perdida en el abismo.
Sólo quiero tu aliento
aunque esté congelado.
Quiero que me escuches
y que todo el hielo se transforme
en llanto.
Quiero que seas la mejor persona
que puedas contener.
Que no me hieras, que me abraces.
¿Qué más puedo querer?



Esther

17/12/16

SOÑAR (Parte II)


Desconocer el desierto de K
en la playa del diluvio.
Gotear el exceso prolongado
del deseo.
Inundarse.
Ser melosa.
Querer a_Marte
y florecer en Venus.
Bañarse entre Oporto y Lis(a)
en sueños.
Meditar con Opheo.
Ignorar la salida.
Estar dormida.
No identificar a la invisible.
Querer ser
el fantasma del dolor
en 9 vidas.
Nunca intentarlo.
Soñar
en el infierno de la duda,
la irrealidad.
Ser blackberry en el río de la luna.
Ser Luna sin río y sin mar.
Pretender ser el basurero virtual
más original.
Ser pulcra.
Hallar glóbulos de silencio,
que se agolpan en latidos.
Confundir la perversión
con el sesgo.
Querer sellar la herida.
Sangrar en acuarios
por el que no mira.
No mirarlo fijamente
entretelas de sudarios.
Mirar sin mirar.
Regresar siempre al impar.
Tener un día violeta
y otro rojo.
Pensar en él
no en el despojo.
Esperar el bautismo,
comulgar con las mareas
ser el resto del abismo.

Soñar.

ESTHER

16/12/16

SOÑAR


Miles de ojos ciegos
observando
la locura.

Y sentir
la angustia de la pena.

Sensaciones,
ráfagas
de un poema desmedido.
La herida abierta
que nos separa,
el río frágil que la cierra.
Llorar por las personas
que no aman.
Sentir que volverán mañana.
Atender al grito
del después
y confiar en él.

Aplacar el latido adormecido.
Sufrir de espejismo.
Proyectar un nítido reflejo
y vivirlo.
Mitigar el recuerdo
que devora las entrañas.

Soñar con el desgarro,
enfermar y caer.
Caer.
Una y otra vez.

Nadar en el estanque
conversar con la tierra.
Querer resucitar.

Esther







15/12/16

IDOMENI



Los ojos ennegrecidos
en la profundidad de los sueños.
Gritan las bocas mudas
sonidos imperceptibles...
Idomeni.
Miles de pespuntes
enlaces de pestañas entramadas
se nublan,
buscan el futuro.
Incierto fundido en negro,
cansancio extirpado.

Sesgos interrumpidos.
Exiliados de algún Estado
se enfrentan al destino aciago.
El anciano no olvida el odio
que araña su alma.
Todo el rencor
brota en lágrimas.
Ojos hambrientos
de leche y pan.
Cuarteadas mejillas
se hunden, sinuosas,
por los surcos de la tierra.
El abrigo de la miseria,
es surtidor inagotable.
Tristeza y labios rotos
se pierden en Idomeni
como las vidas, a la deriva.

Cuerpos extraños,
fieras dañinas los destrozan
urgando por dentro.
Gases en los muros,
barricadas del dolor.
Parálisis en las entrañas.
Vaciado asesino.

El anciano no los recuerda.
Le resultan repulsivos,
quiere regresar a casa,
llorar con los suyos.
Ha sufrido la injusticia
y no puede aplacar
el daño de la pérdida.
Represoras fuerzas los expulsan,
aquellas que no los acogerán.

Vaciado asesino.
Idomeni...

Se abre la tiniebla
en un día más.
Llega la ayuda necesaria.
Tu caricia
lo salva del abismo...
y una mano, voluntaria.

Idomeni...



ESTHER FERRER MOLINERO

13/12/16

NÁCAR


O meniño quer' durmir
ó rorró, ó rorró
querubín.
O meniño vai ca(i)r
no abismo do soniño.
Ó rorro, ó rorro
paseniño.
Estrela núa
lúa de prata.
Papel, pluma
e nácar.

Esther



12/12/16

COUSAS IMAXINARIAS



Apaixoneime nunha xeada
de vento lento.
Nun café incendiario
co meu lamento.
Enfermei
coa torpeza do meu canto.
Mais o ía comprender
tarde 
na certeza de querer
as simples cousas.

Esther.

19/11/16

SONRISA


Si el universo enmudece
y el destino se parte en dos,
me colgaré del abismo de tu risa.
Si desnudas tu alma leve
con una caricia,
que tu interior sea incendiario
y el pensamiento alegre
como la brisa.
Si abrazas el cuero
engastado al cuerpo,
calmas la herida triste
del vago recuerdo.
Si me olvidas...
no pienso en ti,
desaparezco.

Esther

*A Todos

13/11/16

EN CONTRA DO MALTRATO ÁS MULLERES


Morrer ós poucos,
esvaer ilusións
nos charcos da vida.
Tentar a memoria
da tibia existencia
nun ollar profundo,
calmo e animoso.
Viaxar lixeira,
sinceira, teimada.
Aghuantar a punzada.
Soltar ó destino.
Ser verdade e a ninghuén mancar.
Finar pola loita
nos campos de Marte.
Zarpar ó horizonte
coas ganas enchidas
as maos vacías
e nunca escorar.

Claváronme a daga.
Truncáronme a sorte.
Quitáronme o soño
roubáronme o sal.




Esther.

1/11/16

TANATOS (DÍA DE DEFUNTOS)


Shangri_la de tibias
entre as pétalas.
Sorte inquieta
perturbada.
Tronzar á dor
no fuste alzado.
Shangri_la de tibias
entre as flores rotas.



*Odio á morte
e ó que representa.



Esther

25/10/16

VÉRTIGO


Vértigo interminable.
Miles de cristales
se descomponen en el abismo.
En caracoles petroglifos
ascienden escaleras de Escher.
Al infinito.
Dentro del óculo
en las horas interminables,
con la espada de doble filo,
la perversión de la tabla cuadrada
y el sentir de la nada.
Caigo.
Al infinito.

Esther.

15/8/16

TABAS (HUESOS)


Tú no te imaginas
el daño que tu desasosiego
causa.
La cabeza es un estómago voraz
que engulle pensamientos rotos.
El impar
se descuelga por las venas
aflojado.
Abres las heridas, una y otra vez,
con estilete.
Me sorprende la inconsciencia
y el descaro de tu brisa.
Tu regocijo.

Muero
en efecto boomerang
perdida en la galaxia
a la deriva.
Extraviada
porque arrancas el oxígeno
de cuajo.
Perdida porque los monos dicen
y miran y escuchan
y mienten.
Perdida
y soy abstemia.
Muero
de inanición.
Extraviada en objetos perdidos.
Cuando muera
haz un collar de tabas
con el rosario de mis huesos.

Esther

9/8/16

DULZOR


¡Qué dulce el amor
cuando sorprende!
¡Y qué repentina tristeza daña
si es negado!
Inexplicable dolor
recorre las entrañas.
Amargo como la duda,
incierto como el desdén.
Un regusto a necesidad,
Un aroma insatisfecho,
ese dulzor que se añora.
Esperar todo y nada.
El rubor al despertar
y encontrar audible soledad.
Esperar nada y todo.
Saber que todo es sueño
y anhelar...
¡Qué dulce el amor
cuando sorprende!

Esther

8/8/16

MUSA


Estás en todas partes.
No se por qué te quiero
y es sin razón.
Te instalaste
en un desahuciado impar
y estás en todas las estancias.
No sé por qué te quiero.
Te quiero
y es una pulsión.
Como una okupa
llenándolo todo.
Estás en todas las estancias
y no sé por qué te quiero.

A la musa.
Esther

2/8/16

DE TI


Todo esto trataba de ti.
Lo comprendí tarde
cuando me destrozaste el alma.
Te metiste en el sueño
para mutilar un despertar
y convertir en grotesco lo hermoso.
Todo se trataba de ti,
pero tú nunca escuchaste a nadie.
A nadie más que a ti.
Todo trataba de ti
y no existía libertad.
Todo trataba de ti
y no existía nadie más.



Es delirante
ya no sé por qué te escribo.
¿Todo se trataba de ti?
No puedo sin ti.
A la musa




Esther.

26/7/16

SOÑÉ

Me abrí en canal
con el puñal que clavaste en mis entrañas.
Todas las verdades se desnudaron.
Quise llamar tu atención
y te busque tres veces.
Tres veces me negaste.
Lloré en el río negro,
quise respirar de tu boca
antes de ahogarme.
Soñé en tu aliento
por si me dormían tus labios.
Imaginé que  cantabas a la musa
y le pinté alas para ti.
Soñé contigo.
Me escondí en tu piel
como un tatuaje.
Me perdí en tus recovecos,
me llené de tu aire.
Me perdí otra vez.
Soñé.

Esther.
A la Musa.

8/5/16

MUSAS


La musa
alisa el pelo suave,
se derrama en sudarios.
Cobijo sublime
y silencioso,
paños cálidos
que la tormenta empapa.
Los dedos se enredan
entre arpegios y cordones,
tejen trenzas yuxtapuestas.
Claves redondas ensimismadas.
Arpas de cuerdas densas
que se deslizan
por la espalda.
Onírico pensamiento,
formas dulces.



En el pecho,
una letra tatuada se desmorona
ajada de implorar
el líquido alimento:
ambrosía.
Cansada de sentir.
En el verso puntiagudo
la luz,
el paisaje
y el viaje intermitente.


Suenan melodías incompletas.
resquicios del frágil despertar.

Nace la poesía
y olvida su música.


Esther Ferrer Molinero

6/5/16

CASANDRA



Sus ojos verdes
eran pantanos extinguidos.
En la vaguada de la tierra mixta
nadie encontraría las pisadas
del martirio.
Ha olvidado todo el daño.
Se envolvió en su halo de misterio
y siguió la ruta literaria.
Se encontraba renovada,
en plenitud.
No va a regresar al triste pasado,
no necesita el apoyo amargo
de los hados.
El velo deja entrever el cuerpo nudo,
la cabeza enlaza inteligencia.
¿Casandra, dónde habitas?


Esther Ferrer Molinero


29/4/16

NOSTALGIA SALVAJE



Sueño contigo
cuando la nostalgia desciende abismos.
¡Cómo silenciar
al corazón salvaje desbocado!
¡Cómo saciar
el desierto de notas empapadas!
¡Cómo no recordar
un dolor que obstruye venas
y estrangula pulsiones!
Dolor salvaje
que  descansa en altares mullidos.
Melancolía a borbotones.
Corazón salvaje
cansado de llorar,
sajado de vivir.

Me extirparon el alma
para regocijo de perversos.
Sucumbí ante la soledad humana.
Hastiada.

Cómo no recordar las ilusiones,
cómo no recordar que sueño contigo
cuando la nostalgia desciende abismos.
¡Cómo silenciar
al corazón salvaje desbocado!
¡Cómo saciar
el desierto de notas empapadas!
¡Cómo no recordar
un dolor que obstruye venas
y estrangula libertades!
Dolor salvaje
que  descansa en altares mullidos.
Melancolía a borbotones.
Corazón salvaje
cansado de llorar,
sajado de vivir.

Me extirparon el alma
para regocijo de perversos.
Sucumbí ante la soledad humana.
Hastiada.

Cómo no recordar las ilusiones
Cómo no recordar su fragancia.

Esther Ferrer Molinero



22/4/16

LÁCRIMA CRISTI



Eres nebulosa
que empapa el desgarro.
Nostalgia que quisiera desligar
de tu cuerpo desnudo.
Profané los sonidos
en lo más recóndito de ti.

No deseo hábitos
ni pieles enfundadas,
tan sólo,
la sangre púrpura
que destilas.

Quisiera trabar los hilos
entretejidos por Eros,
en tu caja armónica.
Alzar el traste
al velado cielo
de los sueños infinitos.
Hacer que vibre,
eternamente,
en un solo sostenido.

Vanguardista incipiente,
clasicista funksoulista.
Sexyloquio tintado
que desprende
sensualidad inserta.
Simbolismo extravagante,
procaz y animoso poeta.
Genialidad inagotable.
Incitador sublime.

Arraigado dentro de mi.
Eres sangre de mi sangre,
dolor en las entrañas.
No quisiera detener
la fina lluvia incesante.
Antes de la lluvia...
declinar.
Después de la lluvia...
morar en púrpura.

Y quizás soñar,
próximo a Shakespeare...
en el Olimpo indebido.

*En memoria de Prince, un genio que me hubiese gustado conocer, con respeto y admiración.
ESTHER FERRER MOLINERO